REVISION GENERAL GINECOLÓGICA

Las revisiones ginecológicas de rutina, han conseguido reducir el cáncer de cuello del útero entre un 70 y un 80%.

Gracias a las revisiones generales se pueden detectar lesiones precancerosas que son completamente asintomáticas. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomienda estas revisiones a partir de los 25 años.

El cribado de cáncer de mama con mamografía periódica, que se realiza dentro de una revisión general ginecológica, ha disminuído significativamente la mortalidad por esta patología. El Ministerio de Sanidad de España, recomienda este programa en

  • mujeres de edades comprendidas entre 50 y 69 años
  •  mamografía
  • Intervalo entre exploraciones: 2 años

En el caso de las mujeres que cumplen criterios de alto riesgo personal o familiar, se realizará la valoración individual y su seguimiento a través de protocolos de actuación específicos, que requerirán exámenes mas frecuentes.

La revisión ginecológica preventiva se recomienda realizar una vez al año. 

Las pruebas necesarias varían en función de la edad de la paciente y de sus factores de riesgo

En niñas y adolescentes, las causas mas comunes de consulta ginecológica son las infecciones, anomalías del desarrollo y anticoncepción.

el 72 por ciento de las adolescentes no visita al ginecólogo hasta los 19 años. Los motivos son la desconfianza, pudor y miedo, hecho que perjudica la salud del aparato reproductor femenino.

 

El Virus del Papiloma Humano (VPH) en la revisión ginecológica y su Impacto en la Salud Ginecológica

Introducción

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una infección viral común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque la infección por VPH es generalmente benigna y asintomática, ciertas cepas de este virus están relacionadas con diversas enfermedades, incluyendo lesiones genitales y cáncer, especialmente en el área ginecológica. En este artículo, exploraremos en detalle la prevalencia del VPH, sus métodos de detección, opciones de tratamiento y medidas preventivas, con un enfoque particular en la salud ginecológica.

Prevalencia del VPH en España

En España, al igual que en muchas otras partes del mundo, el VPH es una infección común. Se estima que alrededor del 80% de las personas sexualmente activas se expondrán al VPH en algún momento de sus vidas. La prevalencia varía según la edad y otros factores. Según datos recopilados hasta septiembre de 2021, se estima que:

  • En mujeres menores de 25 años, la prevalencia del VPH puede ser de aproximadamente el 25%.
  • En mujeres entre 25 y 35 años, la prevalencia podría aumentar alrededor del 40%.
  • En mujeres mayores de 35 años, la prevalencia puede disminuir a alrededor del 27%.

Incidencia del VPH y Cáncer Asociado en España

El cáncer de cuello uterino es uno de los más relevantes en la salud ginecológica. En España, se diagnostican alrededor de 2.000 nuevos casos de cáncer cervical cada año. La mayoría de los casos se diagnostican en mujeres de entre 35 y 44 años. La incidencia disminuye en mujeres mayores de 45 años. El programa de detección temprana en España, que incluye pruebas de Papanicolaou y pruebas de VPH, ha contribuido a reducir la mortalidad por cáncer cervical.

Detección del VPH

La detección temprana y precisa del VPH es esencial para prevenir el desarrollo de complicaciones graves. Las pruebas de Papanicolaou o citología vaginal y las pruebas de VPH son métodos comunes para la detección de infecciones y cambios celulares anormales en el cuello uterino. Las pruebas de VPH pueden identificar la presencia de ADN viral de alto riesgo en las células cervicales, lo que indica un mayor riesgo de desarrollo de cáncer.

Tratamiento del VPH y sus Complicaciones

Aunque no existe un tratamiento específico para eliminar el VPH del cuerpo, en muchos casos el sistema inmunológico combate la infección por sí mismo. El tratamiento se enfoca en abordar las complicaciones. Las lesiones precancerosas pueden ser tratadas mediante procedimientos como la conización o la ablación por láser, eliminando el tejido afectado y previniendo la progresión hacia el cáncer.

Prevención del VPH en España

La prevención del VPH es fundamental para reducir su impacto en la salud ginecológica y la población en general en España. Medidas preventivas importantes incluyen:

  1. Vacunación: Las vacunas contra el VPH son altamente efectivas y se recomienda su administración antes de la actividad sexual.
  2. Uso de condones: Aunque no proporcionan protección completa, reducen el riesgo de transmisión del VPH y otras infecciones.
  3. Educación sexual: La educación sobre la transmisión del VPH y prácticas sexuales seguras es esencial.
  4. Detección regular: Las pruebas de Papanicolaou y VPH son esenciales para identificar cambios celulares anormales.
  5. Monogamia y reducción de parejas sexuales: Disminuir el número de parejas sexuales reduce el riesgo de exposición al VPH.

Conclusión

El VPH es una infección común con un impacto significativo en la salud ginecológica en España. La detección temprana, la vacunación y las prácticas preventivas son esenciales para reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo. Comprender la prevalencia, detección, tratamiento y prevención del VPH es fundamental para promover la salud ginecológica y prevenir enfermedades graves como el cáncer cervical.

 

Revisión general ginecológica
Citología vaginal en la infección por HPV. Instituto Jiménez-Ayala
Revisión general ginecológica
Imagen colposcópica de lesión por HPV en el cérvix
Revisión general ginecología
En nuestro centro vacunamos contra el virus papiloma humano